Tuyo soy, Jesús, ya escuché la voz,
de tu amor hablándome aquí;
mas anhelo en alas de fe subir,
y más cerca estar de ti.

Coro:
Aún más cerca, cerca,
cerca de tu cruz,
llévame, ¡oh, Salvador!
Aún más cerca, cerca,
cerca de tu cruz,
llévame, ¡oh, buen Pastor!

A seguirte a ti me consagro hoy,
constreñido por tu amor,
y mi espíritu, alma y cuerpo doy
por servirte, mi Señor.

¡Oh, cuán pura y santa delicia es,
de tu comunión gozar,
y contigo hablar y tu dulce voz
cada día escuchar!

De tu grande amor
no comprenderé,
cuál es la profundidad,
hasta que contigo Jesús esté
en gloriosa eternidad.

Comparte este himno:

0 0 Calificaciones
Article Rating
Suscríbete
Notificarme de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios